Satisfacción y comodidad

Su ascensor residencial IMPROlift le traerá mayor satisfacción y comodidad de la que se puede imaginar.

Muchas personas todavía piensan que un ascensor residencial es para personas mayores y minusválidos, pero nuestros clientes piensan diferente. Durante muchos años hemos vendido ascensores para futbolistas, esquiadores y familias jóvenes que no son ancianos o discapacitados y no tienen absolutamente ninguna dificultad para subir las escaleras. Entonces uno se puede preguntar, ¿y para qué quieren un ascensor? Nosotros creemos que es porque el IMPROlift de GLE pasa de sólo resolver un problema a ser un mueble práctico y elegante. Nuestros clientes nos cuentan que sus ascensores de casa son mucho más que solo transportistas de un piso a otro. Muchos de ellos aún suben y bajan por las escaleras. Pero si necesita mover de un piso a otro por ejemplo las compras, o un cochecito de bebé o a personas cuyas rodillas sienten la edad, un ascensor ofrece mayor comodidad y satisfacción de la que se puede imaginar. Un ascensor añade lujo a la vida cotidiana, nos dicen. Es también fantástico pensar que tienen a prueba de futuro sus queridos hogares para que puedan seguir viviendo tranquilos allá en sus años otoñales, cuando muchos otros se vean obligados a mudarse ya que sus escaleras se convertirán en un obstáculo.