La imposibilidad de sustituir la polea…, ¿cómo se solventa?

Efectivamente, la polea no se puede sustituir al estar integrada en el propio tambor donde se ubican los imanes permanentes. Para solventar el problema se provee la misma con acero de dureza mucho mayor de lo habitual (HB260-300) y esto supone que el canal de la máquina dure mucho más de lo normal. A parte de esto, el fabricante ha ampliado el nº de gargantas de la máquina, para que llegado el caso, se puedan desplazar los cables en una posición para duplicar el tiempo de vida útil de la máquina.