¿Pero no son caros los ascensores para casa?

La mayoría de nuestros clientes se queda gratamente sorprendida cuando escucha el precio. De hecho, es bastante más bajo de lo que se puede imaginar. La instalación de un ascensor residencial IMPROlift de GLE no cuesta más que una nueva cocina o la renovación del cuarto de baño. Hay varias razones para ello. Primero, un diseño inteligente hace que nuestros ascensores residenciales IMPROlift sean más simples y baratos que los ascensores convencionales. Segundo, mantenemos nuestros costes de producción bajos gracias a una fabricación moderna y eficiente en España y grandes volúmenes. Lo que es más, nuestros diseños son tales que sólo se necesita incurrir en unas mínimas intrusiones durante la instalación.

Todo-entodo esto significa que el precio es rara vez un punto de fricción en el  momento de decidirse por un ascensor de casa.

Además, sólo tiene que conectarlo a un enchufe de su casa.